COMUNICADO DE PRENSA
22 de junio de 2000

GREENPEACE SE RETIRA DE LA ILP PRESENTADA ANTE EL PARLAMENTO CATALÁN

Denuncia que los grupos parlamentarios CiU, PP y PSC han convertido la propuesta de prohibición de la incineración en un texto de regulación
------------------------------------------------------------------------

La organización ecologista Greenpeace anuncia hoy su retirada de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) contra la incineración de residuos debido a que, tras la incorporación de las enmiendas de CiU, PP y PSC, dicha ILP se ha convertido en una propuesta "de regulación" de residuos y no de "prohibición".

La ILP fue presentada por Greenpeace al Parlament de Catalunya de forma conjunta con la Plataforma Cívica para la Reducción de los Residuos, en marzo de 1998. Proponía la prohibición de esta actividad y la promoción de sistemas de tratamiento de los residuos basados en la Producción Limpia, la reducción en origen, la reutilización, la recogida selectiva y el reciclaje.

La decisión de Greenpeace se produce tras ser incorporadas las enmiendas de CiU, PP y PSC al texto original. Estas modifican por completo el contenido de la ley, pasando de ser una propuesta "de prohibición" a una proposición "de regulación" de la incineración de los residuos. El rechazo, y posterior modificación, de la iniciativa popular pone en evidencia el escaso interés de CiU, PP y PSC para escuchar y atender las demandas de los ciudadanos que solicitan una gestión de los residuos no dañina para la salud pública ni para el medio ambiente.

El nuevo documento presentado por los grupos políticos en mayoría parlamentaria, acepta límites máximos de emisión de sustancias tóxicas, como los metales pesados y las dioxinas, la destrucción de recursos naturales y la generación de cenizas y escorias peligrosas. De esta forma, anula el espíritu de la propuesta de ley apoyada y respaldada por más de 107.000 ciudadanos, rechazando incluso la posibilidad de establecer una moratoria a la construcción de nuevas incineradoras o la ampliación de las existentes.

El último inventario europeo sobre emisión de dioxinas señala a la incineración de basuras domésticas y residuos hospitalarios como las actividades responsables del 40% de las emisiones de dioxinas al medio ambiente. Según un reciente informe de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) de Estados Unidos, una de cada cien personas corre el riesgo de contraer cáncer por la exposición a estas sustancias.

"La propuesta de ley que se pretende debatir ahora en el Parlament no representa la voluntad de 107.000 ciudadanos, sino los intereses de la industria incineradora y de aquellos partidos políticos que la apoyan", declara Pablo Mascareñas, responsable de la Campaña de Tóxicos de Greenpeace.

Fin del comunicado
--------------------------------------------------------------------------

Para más información llamar a Pablo Mascareñas al 91 444 14 00