Demopunk Net Web

Go to english version

Irregularidades crónicas de los procesos electorales en España


Ilegalización de partidos políticos

Nominación de candidatos

Cabinas electorales

Destrucción de listados de votantes


ILEGALIZACIÓN DE PARTIDOS POLÍTICOS

En el año 2002 el Régimen español ilegalizó varios partidos por motivos políticos. En algunas regiones se impide el derecho del voto a una población que oscila entre el 10% y el 20%. Más allá de la regresión democrática que supone la existencia de partidos políticos ilegales, esta tremenda irregularidad implica que las instituciones electas carecen de legitimidad.

En general la ilegalización de partidos en España está relacionada con el persistente conflicto entre nacionalistas. Demopunk Net mantiene información más detallada sobre la ilegalización de partidos en España.


NOMINACION DE CANDIDATOS

El sistema electoral español está basado en listas cerradas y exhibe la más baja proporcionalidad voto/escaño entre los denominados sistemas electorales "proporcionales" (Demopunk Net mantiene documentación precisa sobre sistemas electorales, en particular sobre el sistema electoral español).

Pero independientemente del nefasto y premeditado diseño del sistema electoral, cada nueva jornada electoral está precedida por el triste espectáculo de la confección de las listas electorales. En la inmensa mayoría de las ocasiones las listas electorales son redactadas directamente por las élites de cada partido.

"... quien realmente elige a los candidatos es el Comite Electoral que yo presido. No tengo más que decir que quien decide estatutariamente y quien realmente elige a los candidatos es el Comite Electoral Nacional" (ABC, 28/Jun/2002).

En las elecciones locales suelen ser las asambleas locales de afiliados quienes votan a los candidatos, aunque casi siempre se presenta una lista única previamente pactada; pero son frecuentes los casos en los que la dirección de los partidos cambia las listas locales.

El sistema electoral de listas cerradas, junto con la ausencia de verdaderas elecciones primarias, han convertido los partidos políticos en sectas laicas donde la "desobediencia" a las élites es castigada como mínimo con la no inclusión en las listas de candidatos.

El patético espectáculo que precede cada elección es prueba de la inoperancia de la actual constitución española y de sus mecanismos de garantía. ¿Cómo es posible que exista el problema descrito mientras que están en vigor los siguientes artículos constitucionales?

Artículo 6. Los partidos políticos [...] su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos.
Artículo 67.2. Los miembros de las Cortes Generales no estarán ligados por mandato imperativo.


CABINAS ELECTORALES

Una de las más lamentables carencias del procedimiento electoral español son las cabinas electorales. La obligatoriedad del uso de la cabina, como acto previo al voto, es el único un mecanismo que puede preservar el secreto electoral. El hecho de que TODOS los votantes tuvieran que pasar por la cabina, y formalizar su voto en el interior, permitiría asegurar que siempre existe un espacio privado para el elector. Especialmente para aquel elector que necesita la privacidad. El civismo de todos podría eliminar cualquier forma de coacción.

El procedimiento electoral español puede calificarse de "bananero". Las papeletas se amontonan a la vista del público. Es esperpéntico ver a numerosos votantes coger varias papeletas para disimular su voto. Un disimulo inútil para aquellas personas efectivamente sometidas a chantaje electoral, a las cuales ni siquiera les queda la opción de traer el voto de casa o simplemente abstenerse.

Existen diferentes circunstancias bajo las cuales el votante es coaccionado: las pequeñas comunidades rurales con estrechas relaciones económicas, barrios o ciudades donde existen agudos conflictos políticos. Y muy especialmente el ámbito familiar. Existen numerosas relaciones familiares marcadas por dependencias económicas, religiosas, psicológicas, ... a nadie puede extrañar que el acto del voto (que suele realizarse en familia) pueda verse sometido a presión. Gracias al nefasto diseño de los colegios electorales en España, podemos estar hablando de miles de votos prostituidos.

La inoperancia de las cabinas que el Régimen arrincona en los colegios electorales es de tal magnitud que la propia Ley Electoral es incumplida masivamente durante el "festival democrático":

Cualquier persona puede comprobar que realmente las cabinas están arrinconadas y vacias.

Es obvio deducir que el uso obligatorio de las cabinas no beneficiaría a ningún partido concreto. No se regula este problema por pura desidia.


DESTRUCCION DE LISTADOS DE VOTANTES

Logicamente, durante el proceso de votación se anotan los nombres y apellidos del votante al objeto de evitar el doble voto. Sin embargo, al final de la jornada electoral dicho listado NO es destruido, quedando a disposición del Régimen. No existe norma legal que obligue a su destrucción, a pesar de que su conservación no tiene ninguna utilidad.

Esta circunstancia puede provocar coacción sobre una de las libertades máximas: la libertad de voto. La tremenda diversidad de circunstancias personales permite imaginar situaciones de coacción, reales o irreales, sobre la libertad de votar o abstenerse.

Lamentablemente, la práctica termina confirmando lo que dicta la lógica. Existen ya diferentes denuncias del uso por parte del Régimen de estos listados, los cuales podrían haber sido utilizados para la localización policial de votantes. El voto a partidos minoritarios que mantienen algun tipo de conflicto con el Régimen, permite la localización del votante dentro de unas pocas centenas de votantes dentro de una misma mesa electoral.

Por el momento este defecto sólo parece afectar a minorías disidentes, y por ello dificilmente pude inquietar a una sociedad que no vive apasionadamente la democracia. Pero las reiteradas amenazas del Régimen de transitar a un sistema electoral mayoritario convierten este defecto en un problema de orden superior. Los listados de votantes servirán, como en otros paises, para la "adecuada" delimitación geográfica de las circunscripciones unipersonales. La versión española del "gerrymandering" no diferirá de la práctica común en EE.UU o Reino Unido.

En relación a la no destrucción de listados de votantes agradecemos una perla informativa que nos envia J.L.L.:

3/10/00, 1:55:00 AM, Tele5:  "En Almería, el Partido Socialista está haciendo llamadas telefónicas por zonas donde hubo abstención en las últimas elecciones para mover la voluntad de los indecisos. Es otro tipo de diálogo que ha llamado nuestra atención. Al otro lado del teléfono no se lo creían. Hasta Chaves se ha prestado esta mañana ha participar en el Telemarketing. Una experiencia electoral pionera para combatir la abstención."