ELECCIONES PRIMARIAS
DE CANDIDATOS

En España no existen por ley, sólo hay iniciativas particulares que no merecen el nombre de primarias.


Elecciones Primarias
Primarias en el Mundo
La situación en España


ELECCIONES PRIMARIAS

Las elecciones primarias son un mecanismo auxiliar por el cual los simpatizantes de los partidos votan de forma directa los candidatos que el partido presenta a una consulta electoral. Impiden, en algún grado, que el futuro representante deba su nominación a las élites de su partido.

En los regímenes políticos que no existen las elecciones primarias se manifiestan unos niveles inaceptables de unanimidad de los representantes elegidos con las directrices de sus élites. El juego de lealtades establece que para lograr un cargo público de representación es prerrequisito la nominación de las cúpulas de los partidos.

Las elecciones primarias deben tener las siguientes características irrenunciables:

Otras características deseables son:


PRIMARIAS EN EL MUNDO

Las elecciones primarias más avanzadas se desarrollan en EE.UU. Los simpatizantes de los partidos deben inscribirse para ejercer el derecho de voto a las primarias. El derecho esta protegido constitucionalmente por la Enmienda 24ª del año 1964. Los indices de participación no superan el 20%.


LA SITUACIÓN EN ESPAÑA

* La coalición IU desde 1993 eligía a sus candidatos por votación entre los afiliados. Su postura queda reflejada en el artículo "Sobre las Elecciones Primarias" de Félix Martínez (Secretario de Politica Electoral de IU hasta Feb/1998). Cabe destacar que fue la primera fuerza politica que ha iniciado, timidamente, el camino de las primarias.

En estas pseudo-primarias sólo podían votar los afiliados, pero no el resto de los ciudadanos. Otro aspecto distorsionador del caracter de primarias era el hecho de que dependiendo de la Federación (órganos regionales) la votación es aplicable a la cabeza de lista, tramo de lista o lista completa.

En Nov/98, y siguiendo la desafortunada experiencia del PSOE, para las elecciones municipales se ha elegido el candidato a alcalde (aunque en España sólo se eligen los concejales) y los candidatos a concejales los han nominado las élites.

En las elecciones de Mar/2000 se suprimieron los procedimientos de elecciones primarias en un tremendo paso atrás. Este hecho demuestra la necesidad de que las elecciones primarias estén protegidas como un derecho.  Esperemos que algún día sea un derecho constitucional, pero hasta entonces debemos exigir a los partidos que lo incluyan como un derecho estatutario. En otro caso, se convierten en vulgar propaganda coyuntural.
 

* El partido PSOE aprobó en Marzo/98 un reglamento de elección de candidatos que se aproxima a la definición de elecciones primarias. Destaca el hecho de que estas pseudo-primarias son abiertas, no sólo a los afiliados, si no también a simpatizantes que deberán registrarse a efectos de tener derecho al voto. Pero hasta el momento todas las elecciones han sido cerradas a los afiliados. Esperaremos a conocer cómo se concreta este importante aspecto.

Desgraciadamente, el reglamento establece severas restricciones a la designación de candidatos a las primarias. La nominación de candidatos se reserva a:

La ausencia de libertad para ofrecerse como candidato o el elevadísimo porcentaje de afiliados requeridos hace temer que de hecho siga siendo el "aparato" quien nombre los candidatos (véase Las elecciones plebiscitarias, Jorge de Esteban, El Mundo 23/Abr/98)

El reglamento de pseudo-primarias del PSOE establece una variante que consiste en votar los lideres candidatos a Presidente del Gobierno o de las Comunidades Autónomas. Aunque positiva (como todo recurso democrático aplicado en la base), esta variante introduce una pequeña distorsión en el propio espiritu de las primarias. Dado que en España no existen elecciones directas al Ejecutivo estas votaciones no son primarias de ninguna elección.

Finalmente, cabe destacar que el PSOE ha celebrado las elecciones primarias con tanta antelación que ha constituido en muchos casos una dirección bicéfala. Por un lado el candidato elegido en primarias, por otro la dirección elegida en los congresos del partido. Definitivamente, las primarias del PSOE son cualquier cosa menos primarias.
 

* El partido PP designa a sus candidatos desde los organos directivos, la intervención de los afiliados es siempre indirecta, la del resto de los ciudadanos es nula. No tiene una posición oficial sobre las elecciones primarias. En Marzo/98 su máximo dirigente realizó las siguientes inaceptables declaraciones: